Caja de Compensación Familiar

Comfamiliar incursiona en la factura electronica

 

A partir de la expedición del decreto 2242 de 2015 emanado del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, se inicia la reglamentación del uso de la factura electrónica, dentro de lo cual COMFAMILIAR HUILA se obliga a expedir facturas electrónicas a partir del 1° de septiembre de 2018.
La ley 1819 de 2016 determinó, además, que, a partir del 2019, todo responsable del impuesto a las ventas (IVA) y del impuesto al consumo, estarán obligados a expedir factura electrónica.

La factura electrónica es un documento legal que soporta todas las transacciones de venta de bienes y servicios y reemplaza a la factura por computador y a la factura de papel o talonario. La diferencia de la factura electrónica con las demás facturas, es que todo su trámite se realiza por vías electrónicas o computacionales, desde su emisión, entrega y custodia, hasta su aceptación o rechazo, contando con unos puntos de control como el código único de facturación CUFE y la firma electrónica.

El uso de la factura electrónica trae algunos beneficios como la disminución de costos y la prontitud en los trámites, además de minimizar el riesgo de pérdida o extravío.

Juan Carlos Cortés Parra, coordinador de NIIF, del Proceso de Desarrollo Financiero de Comfamiliar Huila indicó: “La Caja como gran contribuyente, empezó a expedir facturas electrónicas a partir del 1° de septiembre de 2018, pero dado que esta obligación es en calidad de emisor, la Corporación podrá seguir recibiendo de sus proveedores, facturas por computador y de papel, mientras éstos no estén obligados a emitir facturas electrónicas”.

A partir de enero del 2019, las empresas responsables de IVA y del impuesto al consumo, empezarán de forma progresiva, según lo vaya determinando por resolución la Dirección de Impuestos Nacionales DIAN, a expedir facturación electrónica, extendiendo de esa forma su uso obligatorio a la mayoría de entidades.

También podría gustarte